Diario de una volátil ·el regalo·


10 comentarios:

Karyna Ojeda dijo...

Jajajaaja suele suceder ;)
uno más para la colección.

half devil 333..medio diablo dijo...

Muy bueno suele suceder que nos hagamos iluciones...!

Cocco dijo...

Jajajaja, me pasa un montón de veces! muy bueno.

Gracias :*

Naty Marenco dijo...

más real no puede ser

Pablo Hinarejos dijo...

Siempre que pasa igual, sucede lo mismo.
Una de huevos rotos.
Ya les vale!!
Me gusta tu entrada.
Saludos!

Ana dijo...

Ay, los bancos, los bancos. Hay que aprovechar y coger caramelos siempre que se vaya :)

¡Un beso!

Moxi dijo...

Pues con la de pisos que les sobran, ya podrían regalar alguno de vez en cuando, ¿no? Total, seguro que no les viene de unos pocos...

Isabella Aguilar dijo...

JAJAJA me recuerda a mi mami que muy emocionada va al banco x su regalo y resulto ser una vajilla de PLASTICO llena de logotipos jajaja hasta ahora no lo superamos XD

Malula dijo...

A mi me regalaron un calefactor. ¡Caro! dirian esta pobre que por lo menos no pase frio.

Rainbow dijo...

eso me paso, juro que eso me paso!!!!!!!!!!