Diario de una volátil ·contenerte·



8 comentarios:

Dulce Desespera dijo...

Madre miaaa las veces que nos pasa eso... sobre todo si alguien se cae tipo videos de primera ;)

Idoia Gumà dijo...

Esta mañana en el tren! Me reía sola recordando!

Karyna Ojeda dijo...

Jajajajajaja tiene razón Dulce, cuando se cae alguien.. o se tropieza o le pasa algo chusco.. cuantas veces no he estado en esa situación jajaajajajaj y hasta despues me río.

Padre Frikerizo dijo...

Me parto, estos momentos en los que no te puedes contener son los mejores, en el cole cuando alguien se iba de vareta era un clásico jajajak

Hermanas Bolena dijo...

A mí me pasó algo parecido en mi bautizo (tenía 6 o 7 años). Fue conjunto con mis hermanos pequeños que pusieron una cara de espanto cuando les echaron el agua encima (mi hermano de hecho se la bebía con la lengüilla) que me aguanté la risa todo lo que pude y en su defecto, creo que me acabé meando encima. Todo muy acorde con el lugar y la seriedad del asunto.

Me voy a comprar tu libro, eres una crack!

Un besazo,

Ana B.

Niño Gusano dijo...

Peor que al bostezar!

Queen Bee dijo...

hola! me gusta mucho tu blog! te sigo! pasate por el mio y sigueme si te gusta porfis :)

Marina Nápoli dijo...

jajajaja!! es muyyy buenaaa